domingo, 2 de marzo de 2014

Consejos para cuidar a tu gato

Los gatos son una de las mascotas más fáciles de mantener. Son limpios, suelen ser independientes y no es necesario sacarlos a dar argos paseos como puede pasar con los perros. Aún así, es importante tener en cuenta algunos de los cuidados básicos para que tu gato se mantenga en unas condiciones óptimas.




Comida. La mayoría de los veterinarios recomiendan que les demos pienso en lugar de latitas de comida blanda. El pienso ayuda a fortalecer sus dientes y encías y, a la larga, es más beneficioso para la salud de nuestros mininos. Por supuesto, también es importante fijarse en la marca que le damos, porque no todas tienen la misma calidad.

Cepillado. Debemos cuidar su pelaje, sobre todo si se trata de gatos con el pelo largo como los persas. Hay que pasarles el peine con frecuencia para que no se les forme nudos que luego serán muy difíciles de quitar, y que pueden provocar problemas en su delicada piel. Es bueno acostumbrarles desde cachorros, porque sino se pueden poner muy agresivos cuando lo intentemos, y puede resultar imposible.

Uñas. Tiene que tener un tronco o un juguete que le sirva para rascar, sino tus muebles lo sentirán, y mucho.

Cama. Es bueno que tengan un lugar para dormir que sea solo suyo, aunque lo más probable es que lo único que haga es mirar con desprecio la camita que le has comprado y se quede dormido en cualquier otra parte de la casa. Eso sí, lo habremos intentado.

Juguetes. Como nosotros, también necesitan cosas con las que entretenerse. Cómprale algún juguete con el que pueda divertirse, sin necesidad de ser lo más caro porque luego llegan a disfutar con las cosas más simples como un trozo de cuerda o una pelota pequeña.

Vacunas. Esta es una de las cosas más importantes, porque la salud de nuestro amigo dependerá de ello. Sobre todo si comparte casa con un perro, ya que este saldrá a la calle, es de vital importancia que le llevamos al veterinario regularmente para que le vacune.

Esterilización. Hay mucha polémica a este respecto, pero lo cierto es que se evitan muchos problemas, tanto conductales como de salud. ¡La decisión es tuya!